Casa


A una casa, solamente,
no se trata de llenarla
de cuadros y de adornarla
si luego no tiene gente.
Una casa es su ambiente.
Hay que llenarla de vida.
Da igual cómo esté vestida
si su corazón no late
y sólo es escaparate
mientras su alma se olvida.