Blanca


Tu dolor es mi dolor.
Tu sonrisa, mi sonrisa.
Mi suelo, el que tú pisas
y tu aliento, mi calor.
Tu mirada es el amor.
Tu llanto, mi desconsuelo.
Tus ausencias, mis anhelos.
Tu existencia es la poesía
que va llenando mis días
de pedacitos de cielo.