Cerca de La Resolana


A la hora que su padre,
en pasacalle de plumas,
sueña "chicotás" de luna
a una Sentencia de arte,
nos trajo a Blanca su madre,
ocho de junio, al ocaso,
y ya vigila sus pasos
la que Esperanza reparte.