Encontrarte


Buscarán mis andares en tus Plantas
el bálsamo de luz que de Ti emana,
que conviertan mis noches en mañanas
de frescores y trinos que te cantan.

Pondrá siempre la voz en mi garganta
piropos de oraciones sevillanas
que agradezcan, tener como paisana,
la Gloria que a mi tierra hace santa.

Belleza, que Dios quiso traer un día
para que, la Esperanza no faltara
en la tierra proclamada de María

y que cuando, la fuerza nos fallara,
dejásemos la pena en la bahía
de infinita belleza de su Cara.