Año Nuevo


Todo comienza contigo:
el año, y la misma vida.
Con el peso de los siglos
y entre blancura de cirios
tu zancada nos alivia.

Toda Sevilla lo sabe
y por eso se apresura,
y antes que caiga la tarde
del primer día de almanaque
se postra ante tu Figura.

Todo tu Poder de nuevo
ante una nueva andadura.
De nuevo viernes de rezos
soñando en tu Mano un beso
en la mañana más pura.

Toda la ciudad en Ti
y a la vez, Tú todo en ella…
Sin Ti no podría vivir
esta Eterna Flor de Abril
que en un río se refleja.