Cuando se hace la luz


Después de cuatro hachones
que dan luz a la Muerte
en un perfil inerte
y una inclinada tez,
nos llegarán los sones
de rojas bambalinas
doblando por la esquina
de Sales y Ferré.

Después del aire frío
que dejará una la plaza
que como Él se llama
en plena oscuridad,
nos llegará el rocío
que brota por su cara
en lágrimas regadas
de luz primaveral.

Después de la crudeza
que un Divino Cordero
prendido de un madero
nos dejara al pasar,
nos llegará la fuerza
que nos dará en el alma
la Virgen de la Palma
radiando claridad.