Manos


Las manos que te visten
son las que por Sevilla
ocultas y sencillas
la llenan de Verdad;
las que de amor asisten
a infantes de su mano,
las que a enfermos y ancianos
colman de caridad.

Las manos que te cuidan
para que Tú reluzcas
cuando vaya a tu busca
y las tuyas besar,
también son las que miman
y alivian los dolores
que envuelto en sinsabores
trae la vida al pasar.

Las manos que acicalan
tu Rostro de mañana
que entre nardos derrama
silencios al mirar,
también son las que emanan
la Palabra de Dios
e igual que a las de Vos
son dignas de besar.

Las manos que se arriman
a una Reina de Reyes
que busca amaneceres
en mañana de agosto,
son las mismas que abrigan
corazones perdidos
que encuentran su cobijo
en celestiales rostros.