Verte venir


Verte venir con el sol
chorreando en las fachadas
con esa luz apagada
que tan sólo el Viernes tiene,
es llenarse del sabor
que desprenden tus andares
recordándonos postales
que la memoria mantiene.

Verte venir por Triana
cuando el sol busca el ocaso
y el cielo tras de tu paso
pone contraste a los lirios,
suena a saeta gitana
desde balcones con flores
cantándole a los primores
de tu sumiso martirio.

Verte venir por Castilla
con carey de antigua estampa
y un manto de plumas blancas
dándole son a tu andar,
huele a brisa de una orilla
cantaora y alfarera
que para que no te fueras
te hizo de loza un altar.

Verte venir entre cales
por tu barrio y con tu gente
buscando un sol en el puente
que se despida de Ti,
trae aroma de corrales
de geranio y albahaca
mientras el cielo se saca
un aljarafeño añil.