Sueño de Besapié


Ser cera en farol soñé,
entre la luz de la tarde
que posaba con alarde
del ocaso en el dintel.
Pero luego, lo pensé,
y mirando tu elegancia
sobre la dulce fragancia
de los lirios que pisabas,
soñé ser sombra posada
a la espalda de tu estancia.

Soñé ser esa luz clara
que sale de tus potencias
y da brillo a la inocencia
de los rasgos de tu Cara.
Pero al ver manos atadas,
soñé ser ese cordón
que en tus manos de perdón
las muñecas entrelaza
para ofrecerte al que pasa
a besar tu bendición.

Soñé ser acanelado
olor del humo, que denso,
con el aroma de incienso
se va quedando a tu lado.
Pero al fin, he despertado,
y me he visto entre tu gente,
rodeado de un ambiente
con sabor a esa Triana
que ya se muere de ganas
por verte venir de frente.