Lágrimas


Cuando junio va cayendo
en atardeceres largos
que en un ocaso retardo
al Aljarafe corona,
una luna va subiendo
reflejando a un Giraldillo
bajo un cielo que en el brillo
de estrellas se desmorona.

Plumas desfilan silentes
en la oscuridad callada
de Gótica Gruta Sagrada
que unos locos construyeran,
presentando reverente
saludo en Capilla Real
donde sentada en su Altar
la Virgen nardos espera.

Y subiendo el alminar
los clarines a la noche
la adornarán con un broche
de lágrimas sevillanas,
y para al día no encelar
cuando la luna se esconda
dejarán dos en la sombra
de la luz de la mañana.