Eclipse de Jueves


Tintineos celestiales
desde tus rosarios brotan,
cuando buscan los varales
en las mecidas suaves
que sobre el gentío te flotan.

Reflejos de sol radiante
salen desde tu corona,
cuando tu llanto punzante
en nacarado semblante
al Jueves se nos asoma.

Cintura de quinceañera
el manto le da a tu talle;
mocita de primavera
que tras un año de espera
Sevilla busca en sus calles.

¡Ay! Jueves refraneado;
el que brilla más que el sol,
qué callado te has quedado
porque tu luz ha eclipsado
la Virgen de Monte-Sión.