Una de recuerdo

Intercambiando mensajes en Facebook con un viejo amigo, me he acordado de mucha gente y de muchas cosas... y sobre todo, de Ella.


Pensaba yo de escribirte
unas letras de despido,
y decirte que el olvido
a ninguno de la estirpe
del barrio donde naciste
nos pasará por la mente,
pero todo ha sido verte
vestida de medianoche
para que al traste mi broche
se fuera en el aire inerte.

Pensaba yo recitarte
con mis letras un adiós,
y susurrando mi voz
con mi rezo acompañarte
para en tu ausencia velarte
en imagen retenida,
pero de blanco vestida
sin joyas y sin Corona
has dejado mi persona
sin musas que te describan.

Pensaba yo dedicarte
tres décimas engarzadas,
y en ellas dejar izadas
con más o con menos arte
renglones donde cantarte,
Estrella de la mañana,
pero al ver la filigrana
de tu Cara en ésta foto
mi inspiración se me ha roto…
¡Vuélvete pronto a Triana!