Esperándote


No tardes, porque San Gil
anda por la Resolana,
y lleva “toa” la mañana
venga a preguntar por Ti
y se le ve un sin vivir
que veremos como acaba…
Sabe que estás ocupada,
y no quiere que te enojes,
pero mira los relojes
con cara desencajada.